lunes, 8 de agosto de 2016

Juzgue Usted.



Por: Mariano Jazmín
A medida que pasa el tiempo, las generaciones van cambiando, y con ellas las personas y sus costumbres. Es evidente que la educación es el elemento fundamental para que un individuo sepa diferenciar lo que puede ser saludable para su vida moral.
Lo que hoy día estamos viendo es una generación formada sin valores, infundada por la mal crianza familiar de este tiempo, la juventud creciente es seducida de continuo ha hacer el mal, siendo éstos vencidos por las malas influencias que siempre están al acecho.
Según los religiosos, todas estas acciones están previstas en las sagradas escrituras ya que en los postreros días, se levantará una generación perversa, amadores de si mismo que actúan de espaldas a las buenas costumbres y a Jehova Dios.
No todo está perdido, hay un pequeño remanente que ha mantenido y exhibe una vida genuina desde su génesis, abrazamos a esas familias que están cumpliendo su rol ante sus descendientes que no se han contaminado con tales aberraciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario

En Comunicación somos

En Comunicación somos