martes, 9 de agosto de 2016

La importancia de los signos de puntuación (.,? ¡} ":'>)

Tres jóvenes solteras, Soledad, Julia e Irene, conocieron a un joven y apuesto caballero. Pero él no se atrevía a decir de quién estaba enamorado. Las chicas le exigieron que se decidiera y dijera claramente a cuál de ellas amaba el caballero.

El joven escribió en un papel, aunque «olvidó» colocar los signos ortográficos y pidió a cada una de ellas que descifraran la incógnita. Su escrito decía así:
«Tres bellas que bellas son me han exigido que diga a cuál de ellas amo si obedecer es razón digo que amo a Soledad no a Julia cuya bondad persona humana no tiene no aspira mi amor a Irene que no es poca su belleza».

Soledad leyó el escrito de esta manera:
«Tres bellas, ¡qué bellas son! Me han exigido que diga a cuál de ellas amo.
Si obedecer es razón, digo que amo a Soledad. No a Julia, cuya bondad persona humana no tiene. No aspira mi amor a Irene, que no es poca su belleza».

Julia lo interpretó de esta manera:
«Tres bellas, ¡qué bellas son!
Me han exigido que diga a cuál de ellas amo.
Si obedecer es razón, ¿digo que amo a Soledad? No. A Julia, cuya bondad persona humana no tiene.
No aspira mi amor a Irene, que no es poca su belleza».

Irene, en cambio, lo leyó de esta manera:
«Tres bellas, ¡qué bellas son!
Me han exigido que diga a cuál de ellas amo.
Si obedecer es razón, ¿digo que amo a Soledad? No. ¿A Julia, cuya bondad persona humana no tiene? No.
Aspira mi amor a Irene, que no es poca su belleza».

El caballero ante tanta duda, optó por esto ante la sorpresa de las tres:
«Tres bellas, ¡qué bellas son!
Me han exigido que diga a cuál de ellas amo.
Si obedecer es razón, ¿digo que amo a Soledad? No. ¿A Julia, cuya bondad persona humana no tiene? No. ¿Aspira mi amor a Irene? ¡Qué no!, es poca su belleza».
Y al final el caballero siguió soltero.

Sin lugar a dudas,  los signos de puntuación juegan un papel preponderante en cualquier escrito, son ellos los que le dan sentido a lo que en algún momento queremos transmitir a través de las letras. Procuremos con mucha diligencia hacer uso de éstos.  


0 comentarios:

Publicar un comentario

En Comunicación somos

En Comunicación somos