viernes, 25 de noviembre de 2016

A la Presa Tavera le entra más agua que la que le sacan

Entre tanto, varias comunidades ubicadas en las riberas del río Gurabo resultaron anoche inundadas por su desborde, como consecuencia de fuertes y prolongadas lluvias en la Cordillera Septentrional.
Con relación al estado de la presa de Tavera, se informó esta mañana que su cota era de 325.95 sobre el nivel mar, tras producirse anoche un descenso de siete centímetros.

Asimismo, que le ingresaban 456 metros cúbicos por segundo, mientras que se descargaban 336, tanto por la apertura de algunas compuertas de la presa como por el aumento en el sistema de turbinación.
El desagüe comenzó al caer la tarde de ayer, por lo que desde entonces el río Yaque del Norte experimenta una crecida fuera de lo normal a su paso por esta ciudad, aunque sin producir inundaciones en los lugares habitados en sus riberas.
Los organismos de socorro, encabezados por la Defensa Civil, comenzaron de inmediato a realizar una evacuación obligatoria, medida que ha hallado recelos y evasivas entre las familias llamadas a abandonar sus propiedades.
Tal es el caso de moradores en el sector Rafey, en la parte baja de esta ciudad, donde habitualmente las aguas del Yaque del Norte penetran cuando se produce su desborde.
UN APUNTE
Preocupados
Los santiagueros que viven próximo a las orillas del río Yaque del Norte, especialmente en la parte baja de la ciudad (el Hospedaje, Barrio Tabacalera, La Joya, La Otra Banda, Baracoa, ensanche Bermúdez y Rafey) están preocupados por su crecida. Todo esto como consecuencia del nuevo desagüe a que desde la tarde de ayer es sometida la presa de Tavera, por las crecidas de los ríos Jimenoa y Camú.
Allí, a las autoridades les resultó difícil convencer a sus residentes para que abandonaran sus casas. La negativa tuvo su origen en que en las últimas semanas han tenido que salir en tres ocasiones, sin que se produjeran las inundaciones previstas.
En lo relativo a los daños causados por el río Gurabo, los principales estragos se produjeron en el barrio Duarte, localizado por los alrededores de El Ingenio Abajo, donde decenas de casas resultaron total o parcialmente dañadas, fundamentalmente por el lodo que arrastró.

0 comentarios:

Publicar un comentario

En Comunicación somos

En Comunicación somos