miércoles, 14 de septiembre de 2016

Destituyen Verdugo de Dilma Rousseff "Con la misma vara que midas serás medido"

Brasilia.-El hasta ayer todopoderoso diputado Eduardo Cunha fue destituido por sus pares por una contundente mayoría de votos, pero la influencia de este maniobrero político ultraconservador dista de estar neutralizada, afirman analistas.
Cunha, acusado ante la comisión de Ética de haber mentido al declarar que no tenía cuentas en Suiza, fue despojado a últimas horas del ayer de su mandato por 450 votos contra 10, con 9 abstenciones.
En un momento se temía que la sesión no alcanzara el quórum necesario, pero finalmente hubo solo 43 ausencias.
El legislador evangélico que tejió el juicio de la presidenta de izquierda Dilma Rousseff (destituida el 31 de agosto), enfrenta además numerosas denuncias de corrupción que ahora pasarán a manos de la justicia ordinaria, y en particular del juez Sergio Moro a cargo de las investigaciones del megaescándalo de sobornos de la estatal Petrobras.
Cunha, que este mes cumplirá 58 años, tampoco puede esperar recuperar rápidamente un fuero privilegiado, pues su destitución conlleva la prohibición de ejercer cargos públicos hasta enero de 2027.
El apodado “Maquiavelo brasileño” había abierto la puerta en junio de 2015 al juicio de Rousseff (acusada de manipulación de las cuentas públicas), en represalia por la negativa del Partido de los Trabajadores (PT) de la mandataria a ponerlo a salvo de una comparecencia ante la comisión de Ética de la Cámara baja.
El Supremo Tribunal Federal lo suspendió en mayo de sus funciones de presidente de la Cámara.

0 comentarios:

Publicar un comentario

En Comunicación somos

En Comunicación somos