domingo, 8 de enero de 2017

Nuria Piera, una intolerante, arrogante, prepotente y desconsiderada directora de medios…


La  comunicadora y directora de Cadena de Noticias, Canal 37 o mejor conocido como, NCDN, Nuria Piera, despidió a uno de sus empleados porque este le solicito que se repare urgentemente  el vehículo en el que él se transportaba a cubrir un evento periodístico en el interior del país, el exempleado le reclamó, por entender que la directora de NCDN solo piensa en la noticia y no le importa lo que suceda con los periodistas y el personal de apoyo que los acompaña.

En un acto sin precedente,  digno de seres con serios rasgos de intolerancia, o quizás, con trastornos emocionales o problemas psiquiátricos, la señora Piera, despidió y quiso desacreditar a su ex-empleado.

La acción que emprendió Nuria Piera, contra un periodista de NCDN, ha llamado la atención de toda la prensa nacional, aunque, se nota el silencio cómplice de comunicadores del entorno de la misma que no se han pronunciado al respecto, aunque es bueno recordar que el Colegio Dominicano de Periodistas calificó de intolerante y desconsiderada la actitud de Nuria Piera.
 Es importante reseñar que no es la primera vez que la reina del periodismo de investigación maltrata a sus empleados, recordamos con mucho enojo, la destitución del padre de sus hijas, el afamado periodista Pablo Mckinney, recordemos que el mismo publicó en su cuenta de tuiter: (Había elegido el silencio, pero las declaraciones de Nuria Piera a Diario Libre me obligan a expresar lo que expreso aquí), entonces compartió un enlace que nos llevaba a su página web, el cual decía:
(El día de la entrevista al presidente Rafael Correa, Nuria y yo habíamos  acordado que daríamos paso a esta a las 7:45 am. Pero como Correa se adelantó, el programa fue sacado del aire a las 7:34 mientras yo hablaba. Ante ese hecho, y conociendo el temperamento de Nuria, decidí poner las cosas claras, para lo que solicité una reunión con el ing. Manuel Estrella, propietario principal de CDN.
En esa reunión quedo claro lo siguiente: Toda cobertura que se produjera en el horario del matutino se realizaría interactuando nosotros con el reportero, desde El Bulevar, que tiene sus televidentes y sus anunciantes.   El pasado martes, Nuria y yo volvimos a no estar de acuerdo.
Ella quería que yo en el horario de El Bulevar sirviera de anchor desde el set de N-CDN, y bajo la amenaza de que, de insistir en quedarme en mi set, ella me cortaría en el aire OTRA VEZ. Ante tal situación, le pedí que llamáramos al ingeniero Estrella para que fuera él y no yo quien le aclarara lo acordado entre ambos semanas atrás.
Es este el momento cuando Nuria me grita y dice que ella “no tiene que hablar nada con Manuel”, y que en si eso era así, “él iba a tener que decidir entre ella y yo en CDN”.     
Después de una inversión de más de 20 millones de pesos en el proyecto N-CDN, ¿de qué manera colocó yo a Manuel en una situación así? Por eso, al pronunciar esas palabras Nuria me estaba echando de CDN, (a pesar de los pesares), y como en otras facetas y etapas de mi vida, hice lo único que en tal situación haría un caballero si es digno: Irme. Sin ofenderla. Por eso mi despedida se realizó sin nombrarla, solo agradeciendo a Manuel y Felito el respeto a mi trabajo.
Considero que respetando el trabajo y el programa de José Gutiérrez y el mío, Manuel y Felito procuraban que en el canal existieran dos formas de pensar y analizar el país, diferentes a la de Nuria Piera. Algo lógico y esperado de quienes en sus medios han apostado siempre a la pluralidad y al respeto al trabajo periodístico. Y yo soy el mejor ejemplo.
Finalmente, todo esto fue más humillante para mí, al momento de enterarme de que la misma tarde del martes, cuando Nuria y yo tuvimos la desagradable conversación ya citada, ella llamó a José Gutiérrez para informarle -con todas las buenas maneras, sin burlas ni irrespetos- que posiblemente en su programa él iba a tener que INTERACTUAR con los reporteros que cubrirían la reunión del CEN. Es decir, justo y lo que provocó todo el problema conmigo. (José Gutiérrez puede desmentirme).
Como dije en mi despedida, nadie está obligado a hacer lo imposible, pero sí debe obligarse a ser digno. A mí me han enterrado cinco años de esfuerzo. Yo soy quien pierde. Pero como Benedetti, a mí no me interesan victorias indignas “que me llenen de vergüenza histórica o simplemente de vergüenza).
Al recordar las palabras del padre de sus hijas, podemos afirmar que, lo que le sucedió al periodista Leyton Mejia, es una conducta que revela la verdad de quien es Nuria Piera, una intolerante, arrogante, prepotente y desconsiderada directora de medios…


Por: Sue Grullón Batisa

1 comentarios:

En Comunicación somos

En Comunicación somos