martes, 7 de julio de 2020

Primer día de Abinader como presidente electo de la República


TRAS SEIS AÑOS DE ASPIRA­CIONES EN SU NOVEL PARTIDO, EL REVOLUCIONARIO MODER­NO, LUIS ABINADER, QUE TU­VO EL DON DE LA PERSISTEN­CIA, INCITANDO SIEMPRE A SU PULGAR A MOSTRAR EL CAMINO HACIA ARRIBA, EN DIRECCIÓN AL PODER, ALCANZÓ SU META.
Fue una jornada intensa y fatigosa, cargada de res­ponsabilidades infinitas, un acumulo de cosas con­tadas desde un antes y después de todo el impe­tuoso momento electoral.
Cuando a Abinader le llegó su soñado día, el de la victo­ria electoral del domingo 5 de julio, solo él sabe de sus jadeos. Por eso, seguro, ayer pasó todo un día apartado del ruido estridente de los parlantes, de viajes largos, reuniones interminables y correteos escurridizos entre multitudes y su singular al­garabía.
En su primer día como presidente electo, Luis Abi­nader eligió disfrutar un momento de tranquilidad, calma, serenidad. No estu­co comprometido con acti­vidades públicas. Se refugió en su residencia de la capi­tal, junto a su familia. Solo que, aun en la quietud que necesitaba después de tanto trajín proselitista, despachó con su equipo a través de la plataforma Zoom y otras re­des sociales.
Poca seguridad
En su hogar, la seguridad era discreta. Había pocos vehículos, todos parquea­dos en el frente.
En el edificio solo eran visto entrar y salir a a los in­quilinos. Cuando un ciuda­dano llega a la presidencia de la República es normal que todo el hábitat de su re­sidencia cambie de manera radical por el alto número de personal de seguridad dentro de la edificación y sus alrededores. Los man­datarios suelen ser celosos con sus residencias familia­res y solo lo dejan entrar a la intimidad a allegados y su círculo más cercano.
Las reuniones políticas o de gobierno se realizan en la casa presidencial y en lu­gares previamente escogi­dos para ese tipo de activi­dades.
En el caso de Luis Abi­nader posee un amplio lo­cal que funciona como Comando de Campaña, si­tuado en el sector El Vergel, de la avenida 27 de Febrero, en la capital.
Su discurso
El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abi­nader, declaró en un dis­curso en el comando de campaña de esa organiza­ción ante miles de segui­dores: “Ganamos, hoy ga­namos”. Añadió que los dominicanos han dado una hermosa demostración de civismo.
“Vencimos el temor con la esperanza y la duda con la determinación; esta no­che salvamos el futuro por­que ejercimos el cargo más importante en una demo­cracia, el cargo de ir a vo­tar”, dijo Abinader, al reco­nocer el comportamiento demostrado por la pobla­ción al acudir a los recintos electorales. En ese momen­to en que Abinader se diri­gía al país, había obtenido el 53.09 % del 17.57 por ciento de los votos emitidos en el país.
Los resultados prelimina­res colocan al candidato del Partido de la Liberación Do-minicana(PLD), Gonzalo Castillo, con el 37.24 % de los votos. El tercer lugar co-rrespondería al expresiden­te Leonel Fernández, candi­dato de Fuerza del Pueblo, con un 8.65 por ciento.
Sus rivales Castillo, Fer­nández y Guillermo More­no, felicitaron a Abinader por su triunfo en las elec­ciones, extensiva a toda la militancia de PRM, y le de­searon muchos éxitos en su gestión de gobierno. Se tra­tó de una demostración de madurez política que no se había visto en los últimos procesos electorales.
COMICIOS
Lo que dijo PLD tras su derrota
Habla Temo
En una declaracion, el PLD dice que se “enor­gullece de estar revali­dando, nueva vez, ese principio recibido en he­redad de su fundador, el Profesor Juan Bosch, de que en sus manos la de­mocracia jamás pere­cería; y se congratula a sí mismo de que como nunca antes, el sistema democrático haya salido tan enaltecido, tan con­solidado y tan fortale­cido”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

En Comunicación somos

En Comunicación somos