martes, 31 de julio de 2018

SIN EQUILIBRIO EN LA BALANZA

El problema de la desigualdad social es uno de los temas centrales de nuestro país y del mundo, éste tema fue tratado profundamente por sociólogos después del período de la posguerra y durante la etapa del desarrollismo en América Latina para luego ser posteriormente desatendido e ignorado ya que no le convenía a la clase pudiente del mundo. 

Este tema es muy notorio día a día dada las diferencias sociales y la crisis económica que han sido producto del modelo del desarrollo quién acentuado las diferencias sociales y el elevado número de población en situaciones de pobreza extrema.

Según estudios realizados por Rosa Cañete Alonso directora de la Confederación Internacional del país de Oxfam integrada por 17 organizaciones que trabajan en aproximadamente 90 países el mundo para encontrar las soluciones a la pobreza con el lema " iguales " Acabemos con la desigualdad extrema.

Basado en los datos arrojados por esos estudios y la realidad que se vive en nuestro país podemos afirmar que la desigualdad en la República Dominicana es una de las más altas en la región de latinoamérica pero es algo mucho más palpable en los barrios de nuestros sectores. Cuando nos referimos a desigualdad abarcamos la desigualdad de género la desigualdad de oportunidades la desigualdad monetaria la desigualdad de ingresos, la desigualdad de democracia etc. 

Todos esos datos los hemos recopilado de investigaciones y publicaciones realizadas en diferentes periódicos de nuestro país y mi pregunta es ¿ Están basado éstos datos a la realidad de nuestros barrios? Qué día a día luchan y pelean por conseguir el sustento de sus familias, dónde muchas de ellas apenas pueden suministrar a sus hijos e hijas una de las tres comidas diarias que por regla deben tener cada familia Dominicana; está esto adaptado a la realidad o son simples cifras y artículos para hacer quedar bien a gobiernos insensatos que día a día favorece a Pequeños grupos que tienen todo y aún así anhelan tener más.

El alto costo de la canasta familiar muestra que tan real es la situación de nuestra clase pobre y pobres extremos de nuestro país República Dominicana; aunque existe gabinete de políticas sociales administrados con las mejores intenciones de sacar adelante nuestras familias y tratar de reducir la pobreza que existe en nuestro país aportando y brindando seguimiento y proyectos socioeducativos dirigido a nuestros jóvenes y adolescentes, ofertando capacitaciones técnicos laborales.

Pero no basta con eso se debe de inyectar más en los programas y políticas gubernamentales que mejoren la calidad de nuestros jóvenes para que la pobreza a futuro si tenga una reducción real; si no seguimos invirtiendo en nuestra juventud con oportunidades académicas y de empleo la pobreza nunca se reducida ya que no es la parte económica la que clasifica la pobreza.

La juventud futurista puede lograr lo que tanto anhelamos igualdad para todos en todos los sentidos, roles y espacios.

0 comentarios:

Publicar un comentario

En Comunicación somos

En Comunicación somos